Loft en el casco viejo.

Servicios

  • Interiorismo
  • Arquitectura
  • Reforma

Ubicación

Casco histórico - Pamplona

Espacio

184

Loft en el casco viejo

En este proyecto nos enfrentábamos al reto de transformar un piso de gran tamaño, ubicado en la planta ático de un edificio histórico, en un loft contemporáneo, con lo que ello conlleva de amplitud, luz y conjugación de estancias.

Se trataba de una vivienda antigua distribuida en varias estancias (habitaciones, alcobas, despensas, salas de estar, baños, etc.), que además, al ser el ático del edificio, tenía la singularidad de disponer del espacio bajocubierta. Este espacio se encontraba cerrado por un falso techo de vigas de madera y cielo raso, habiendo estado inutilizado hasta la fecha.

Partiendo de un vaciado completo del inmueble, uno de los aspectos articuladores de la propuesta es precisamente la incorporación del espacio bajocubierta al volumen sobre el que trabajar, de forma que se pudiera aprovechar para crear un pequeño sobrepiso habilitado como estudio, y a su vez como una fachada más en la que poder habilitar huecos y conseguir mayor luz natural. Otro elemento importante es la estructura, tanto el muro de carga central, el cual se recupera como elemento importante dentro de la estancia principal, como todo el conjunto de viguería y cerchas de madera.

Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo

La vivienda tiene la singularidad de ser la única de esta planta por lo que el ascensor llega directamente a ella, accediéndose al espacio principal desde el mismo. Se plantea así un gran espacio de estar y cocina, entorno a la fachada y el muro de ladrillo (el cual separa espacialmente ambos ambientes). El resto de la vivienda se distribuye con una gran suite con baño y vestidor abiertos, y un segundo baño a pasillo y segunda habitación. La antigua cocina, que queda un poco aislada del resto de la vivienda, se destina a office de limpieza y cuarto de planchado, con su terraza anexa a patio de manzana.

Loft en el casco viejo
  • Tarima

    Recuperación de la tarima existente de pino tea y la estructura de vigas de madera. Tuvimos suerte que los tabiques antiguos se apoyaban sobre la tarima, por lo que no hubo que reponer. Su dibujo, en varias direcciones, así como las trazas de antiguos tabiques, nos gustaron por el hecho de que manifiestan una memoria, nos reflejan la vivienda que fue. También es buscado el hecho de dejarla lo más natural posible: sin rejuntar, con clavos vistos, y con un acabado en barniz al agua mate; poniendo en valor el material.

  • Vigas reutilizadas

    Recuperación de la estructura de vigas de madera. Las vigas se lijan y barnizan igualmente sin teñir, resaltando lo noble de cada tipo de madera. Las piezas nuevas se lacan en blanco para manifestar que no son originales y para intentar que pase lo más desapercibidas posible.

  • Mesa

    En los trabajos de desescombro se observó que había una gran cantidad de vigas de madera del falso techo que se eliminaba, las cuales se iban a perder, por lo que pensando en qué se podían emplear, se diseñó esta mesa, formada por un conjunto de estas vigas unidas.

Loft en el casco viejo

Espacio central

El espacio de día se ha distribuido en dos ambientes (estar/comedor y cocina), siendo el muro de ladrillo el elemento que articula y diferencia ambos.

Al aprovechar el espacio inhabilitado hasta la fecha del bajocubierta, se introduce un gran lucernario central en este espacio que contribuye a dotar a la estancia de una gran claridad.

El conjunto de vigas y cerchas nos aportan un elemento atractivo que llena y acota el espacio. Las nuevas piezas de refuerzo se introducen en color blanco para distinguirse claramente de las piezas originales restauradas.

Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo

Antes y Después

La gran cantidad de estancias originarias dejan paso a unos grandes espacios diáfanos que a través de escasos elementos se ordenan para generar un espacio de vida más contemporáneo y abierto.

Loft en el casco viejo
  • Escalera

    Escalera formada por chapa de acero plegada lacada en blanco. Se fabricó en 3 piezas que se unieron para poder subirlas y se montaron en obra. Sirve de acceso al sobrepiso habilitado como estudio.

  • Elementos recuperados

    Algunos de los elementos originales de la vivienda se han reutilizado, recuperándolos mediante un esperado trabajo de restauración, como en el caso de este muro de ladrillo viejo.

Loft en el casco viejo

La cocina

La cocina se ubica al otro lado del muro de ladrillo, bajo el sobrepiso, en un espacio más acotado. Se diseña como un conjunto de armarios y columnas integradas en tabiques, dejando el protagonismo a la isla y la mesa-península que se asoma al espacio de estar.

Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo

La suite

La habitación principal se plantea como una gran suite, con los espacios de dormir, vestirse y asearse totalmente comunicados visualmente, aunque con elementos muebles que los delimitan entre sí.

Loft en el casco viejo

Baño principal

El baño principal se incorpora a la suite y al vestidor, mediante dos cabinas independientes para inodoro y ducha, acabadas en microcemento y con puertas de vidrio. El lavabo se ubica fuera, dentro del vestidor. Este se plantea abierto mediante un sistema de armarios que no llegan al techo y que separan este espacio de la zona de dormitorio.

Para las cabinas de inodoro y ducha se utiliza el microcemento como material para revestir paredes y suelo. Se trata de un material impermeable y resistente, con una estética muy personal que encaja perfectamente en el proyecto.

Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo

Segundo baño y Office

Las estancias de servicio secundarias también han sido objeto de un cuidado diseño. En ambas se ha apostado por unos pavimentos de baldosa hidráulica real (no porcelánico) diseñada exprofeso por una fábrica de Málaga para esta obra.

Loft en el casco viejo
Loft en el casco viejo

Estudio

Aprovechando la zona de mayor altura de la vivienda, se ha diseñado este pequeño sobrepiso al que se accede mediante la escalera metálica, el cual vuelca sobre el espacio de estar. La separación con esta consiste en una mesa diseñada a medida, con patas de vidrio, que permite no colocar barandilla y por la altura más baja donde se ubica es idónea para una posición de trabajo.
La ventana que se ha colocado en esta estancia, mira hacia la suite, y se trata de otra pieza recuperada, ya que era la ventana que existía en el vestíbulo original y que daba a la escalera del edificio.

Calle San Fermín, cuidando el mueble

En este proyecto el cliente nos indica inicialmente que sus intenciones son realizar una redistribución del espacio eliminando un aseo para ampliar la cocina, y...

Visita el proyecto

Salón iluminado por luz natural del proyecto San Fermín 49.